Marilú Capín de Aguilar
Your Subtitle text

Poemas/Poems



E L   S I L E N C I O   Y   Y O

Estoy sola y ¿qué importa?...
si es mi amigo EL SILENCIO,
él fue de los primeros
que me extendió su mano.

Llovía en la alameda
y sus dedos de sombras
rozaron suavemente
mis cabellos mojados.

Luego de aquel encuentro
vinieron muchos otros
en calles empedradas
y en parajes ocultos.

El silencio y yo, juntos,
como amantes y hermanos,
soñando confidencias,
asidos de las manos.

Una tarde le dije
mis ansias de otras gentes
de oír risas lejanas
y ver ojos ausentes.

El se quedó mirando
mi boca caprichosa 
y silenciosamente
¡hasta besó mi boca!...

Me alejé presurosa
a remotas ciudades,
conocí personajes
con costumbres banales,
mas siempre en el ocaso
me asediaba un vacío,
era un dolor profundo
salvajemente mío.

Una noche, recuerdo...
que una lluvia distinta
empapó intermitente
mi corazón de brisa
mojando los harapos
de mi cuerpo maltrecho,
ese silencio ausente
se estrujaba en mis huesos.

Desde entonces ambulo
con mi amigo sincero,
el pisando mis huellas
remonta mis anhelos.
Es el fiel compañero 
de mis días de sombras,
el amante perenne
de mis lánguidas horas. 
 
         ------*-------

T H E   S I L E N C E    A N D    I

I am alone and what does it matter?...
if my friend is THE SILENCE.
He was among the first
that extended me his hand.

It rained in the poplar grove
and his fingers of shadows
softly grazed 
my wet hair.

After that encounter
there came many others
on cobblestone streets
and in hidden places.

The silence and I, together,
like lovers and brothers,
dreaming confidences
holding hands.

One afternoon I told him
my anxieties about other people,
of hearing distant laughter
and of seeing absent eyes.

He kept looking at
my capricious mouth
and silently,
he even kissed my mouth!

I quickly moved away
to remote cities;
I met characters
with banal customs
but...always at sunset
a void besieged me.
It was a profound pain
savagely mine.

One night, I remember...
that a distinct rain
soaked intermittently
my breeze heart, 
wetting the rags
of my abused body,
the absent silence
was pressing down on my bones.

Since then do I walk
with my sincere friend,
he, treading in my steps,
renewing my longings.

He es the faithful companion
of my days of shadows, 
the perennial lover
of my languid hours.

       ------*-------
 
MIS SUEÑOS Y TU

He soñado esta noche distinta,
en que tengo tu mano en la mía,
con un beso que nunca termine
tu lánguido día.

He soñado, que, junto a tu pecho,
hoy he puesto en silencio mi vida.
Y se agrandan extraños senderos
que acortan mis días.
He sentido tu amor esta noche
rozar, cual gaviota, mi barca perdida
y mis velas al viento se agitan
de fuego encendidas.

He temido perder este sueño
que llena de luz hoy mis días 
y llorando sacúdeme el alba
con tus manos besando las mías.

           ---------*---------

MY  DREAMS  AND  YOU

I have dreamed this night differently,
in which I have your hand in mine,
with a kiss that never ends
your languid day.

I have dreamed that, next to your breast,
today I have placed my life in silence.
And unfamiliar pathways widen
that shorten my days.

I have felt your love tonight
graze, like a sea full, my lost ship
and my sails flutter to the wind
ignited by fire.

I have feared losing this dream,
that today fills my days with light,
and crying, am jostled awake by dawn
with your hands kissing mine.

               ---------*--------

U N    B E S O

Tengo un beso guardado en mis labios,
quiero ver si en los tuyos de fuego,
al posarse en las noches de invierno,
se queman sin miedo.

En mi cuarto de blancas paredes
juguetea cual niño en silencio
ese beso que arrastra mi vida
en pos de tus sueños.

Y se esconde en mi cálido cofre,
temblando de miedo,
si otros labios osaran robarlo
y hacerlo su dueño.

Porque tiene ese beso tranquilo
algo eterno, perenne y sincero
cuando en tardes de lluvia se escapa
confundido en tus cálidos besos.

               --------*--------

A    K I S S

I have a kiss kept on my lips,
I want to see if upon yours of fire
when they come to rest on winter nights
they burn without fear.

In my room of white walls
plays ,like a child in silence,
that kiss that drags along my life
in pursuit of your dreams.

And it hides in my warm coffer
trembling with fear, 
that other lips might dare to steal it
and make it their own.

Because that tranquil kiss has
something eternal, perennial and sincere,
when on rainy afternoons
it escapes,
confused in your warm kisses.

                  --------*--------

PERDONADA ESTÁS

Hablaste sin piedad y me enjuiciabas,
con que seguridad me destruías
sin saber que un poeta se deshace
y se aleja a rincones de armonías.

Comencé a sentirme caracola,
enterré mis oídos en arenas
besó el sol los agravios de tu boca,
de tu boca enemiga y traicionera.

Luego el mar se acercó sin desconfianzas
brilló el nácar de mi piel sobre las rocas
¡Oh palabras amargas y descalzas
qué hoy no llegan a herirme ni en las sombras!.

Allí quedó tu voz, se fue perdiendo
todo el agrio rencor de aquella hora...
¿Perdón?...ya te lo di desde el momento
que remonté mis vuelo entre gaviotas.

                     --------*---------

C O S O L A C I Ó N        (de mi libro "AZULES REFLEJOS")

Nace mi verso en la montaña altiva,
se desprende en cascadas armoniosas
y galopa, cual potro sin guarida, 
con montera de plata luminosa.

Es un verso de paz en la mañana
cuando cuela el café de mi bohío,
y es cañón de batalla en la sabana,
si descubre en mi patria un enemigo.

A veces, en las noches tropicales,
cuando hay lunas colgadas en rincones,
hay un verso de amor en cada rosa
que aroma silenciosa los balcones.

Es un hijo engendrado en mis entrañas,
me provoca desmayos y desvelos,
se hace rayo y tormenta si traspasa
las fibras delicadas de mi cuerpo.

En las tardes de lluvia cadenciosas,
si se empapan las piedras del camino,
es mi verso esa gota milagrosa
que moja eternamente tu destino.

Mi verso se acicala y engalana,
mi verso se arrepiente y purifica,
y lo puedes sentir en una copla 
o rezarlo piadoso en una ermita.

Tiene a Dios, que ilumina mis renglones
cuando escribo entre sombras mis poemas,
es un grito del alma si me llamas
y corre río abajo por mis venas.

Nace mi verso en la lejana playa
donde suelen batir las altas olas
y cubren con espuma delicada
la enagua transparente de las rocas.

Ellos son la razón de mi embeleso,
fueron siempre caudal de mis tristezas
y así quiero vivir con estos versos...
dejadlos junto a mi cuando yo muera.
 
                   ----------*-----------

MIRANDO UN OLMO

Se mueven lentamente esta mañana
las hojas de ese olmo envejecido
el que supo de amores inocentes,
silenciosos y cálidos suspiros.

Creció feliz, sus ramas abarcaron,
como brazos, espacios infinitos,
y amorosas en días acogieron
pajarillos en busca de su abrigo.

Se asoman indulgentes en mañanas,
cual rosario de instantes diluídos,
esas brumas que a ratos se reflejan
en el olmo de encantos sugestivos.

Lo contemplo
jugando entre las horas.
Lo diviso
envuelto entre la brisa.
Lo perfilo
clamando entre plegarias.
Y me llena de luz, cuando me mira.

                  --------*---------     

P É R D I D A

Se perdió ya la música celeste
que en tu faz encendió tierna alegría,
y el salto silencioso de la fuente
desgranando sus aguas cristalinas.

Atrás quedó la angustia que desborda
la madre amante en su recién nacido,
y el trinar del sinsonte que desvela
por cantar en los montes su delirio.

Se pierde ya la llama de la aurora
pintando de matices los caminos, 
y el pobre navegante que enarbola
su vela desteñida con ahínco.

Se perdió ya tu amor, que aún estrenado,
no pudo resistir inviernos fríos,
y mi amor, tan absurdo y arraigado,
que no logra despojarse de tu olvido.

                     ---------*----------               
                          
P O E M A S

Tengo poemas, lo sé, 
cosidos en mis labios, 
prendidos en mis sienes,
buscados en mis sueños.
Llamados en zozobras,
atados sin cordeles.

Divisan los caminos y pisadas
en minutos de lánguidas miradas,
hay poemas que corren por los cerros
para sentirse libres, nunca presos.
Son voces que resuenan en las noches
de oscuros calabozos sin reproches.

¡Cuántos poemas tengo que aún no escribo!
doblados en mi ser, secreto nido.
Tantos, que recorren hoy mis venas
y son ríos gloriosos que me queman.
¡Oh poemas que estáis agazapados
esperando en silencio pluma y mano!
Volad al fin, por regiones placenteras
y llenad de emociones vidas nuevas.

                   ----------*----------

D U D A S       Y       R A Z O N E S

Las dudas que tengo
nadie las detiene,
son cual remolinos,
en densas corrientes.
Y pasan ligeras
sus siluetas grises
en tardes de otoño,
calladas y tristes.

Las dudas salpican
las mañanas claras
con angustias nuevas
y razones parcas.
A veces semejan,
en noches oscuras,
aullidos de lobos
alcanzando lunas.

Las dudas que tengo,
a veces las siento,
que cargan mis hombros
con forzados pesos...
Hieren mis espaldas,
dóblase mi pecho
y respiro a ratos
con murmullos lentos.

A veces me siguen,
¡Qué asfixia! me abrazan,
a ratos me olvidan
y lentas se escapan.
Estas dudas mías
nadie las detiene.
Son veleros blancos
navegando siempre.

        ------*------

CUATRO  PREGUNTAS

¿Qué es el miedo?. No lo sé.
Pero siento que vacila
mi corazón y mi vida,
si lo veo aparecer.

¿Qué es la duda?.
No podré responder con valentía.
Me asusta, amor, la ironía
de descubrirla otra vez.

¿Qué es el odio?.
No seas cruel.
Es el amor humillado, 
es saberte traicionado,
el enemigo más fiel.

¿Qué es el amor?. 
Pues, quizás,
lo que siento al escribirte,
es entregar lo que fuiste,
lo que eres y serás.

Con estas cuatro preguntas
un gallardo caballero
cabalgó entre los luceros
buscando respuestas justas.

Mas, que sorpresa rotunda
al encontrar a su amada,
sólo bastó una mirada
y un suspiro pasajero...

Para un beso, un te quiero,
y las preguntas...sobraban.

             -------*------

A   U N A   P L U M A

No puedo silenciarte pluma mía,
tu escribes en paisajes de armonía
y en cielos saturados de tristezas.

No puedo abandonarte
que en mi vida, 
un manantial de amor se secaría
persiguiendo las aguas, tu silueta.

No puedo amordazarte, ¡libre eres!.
Abre ya con tu mano prodigiosa,
candados y cerrojos, y hasta fosas
que aprisionan el alma y nos destruyen.

Escala ya murallas de victorias
o desliza tu tinta sobre rosas
abiertas, sin recato a la deriva.

No te apartes jamás de mi camino,
soy, tal vez, no lo niego, un peregrino
que busca en las orillas del camino,
cual mendigo sediento, tu palabra.

Tu palabra, paloma mensajera
que vuela sin cesar en esa espera
de prender unos versos en el alba.

                 -------*--------

S U F R I M I E N T O S

Un nuevo amanecer,
me desperezo, 
un sinsonte perenne
en mi ventana,
un sol que me revive
con sus rayos,
una rosa que viste
mi mañana.

Un amor creador
que no se agota
y derrama su gracia
inesperada,
alegrando ese hueco
de miserias,
angustias
y dolores
que se escapan.

Sufrir y amar...
parece una ironía
porque hay cosas absurdas,
no se palpan,
ni el alma las presiente,
se presentan,
son fantasmas de esperas
en distancias.

Padecer...ignorando
la ternura
que puedes dedicarle
a tus dolores
y hacerlos compañeros
de tus horas
sin llenar los minutos
de rencores.

Porque habita
en el fondo
de lo incierto,
la certeza absoluta
que nos habla....
Ese Dios que nos hizo
sin materia,
podrá darnos respuestas.
Sin palabras.

            -------*------

P E N S A M I E N T O S

Noches de estrellas,
lunas de plata
en los aleros
de mi ventana.

Días tan lentos
como ese polvo
de los caminos
que roba el viento.

Veleros blancos,
aguas azules,
ríos que arrastran
mis inquietudes.

Tu amor perenne
velando siempre,
cuando se alejan
mis pies descalzos
a otros senderos.

Y con mis manos,
sin empinarme,
alcanzo el cielo.

     ----*------

N O C T U R N O

La noche estrellada,
las calles vacías,
la luna refleja
su melancolía.
Y en ese presagio
de días serenos
la bruma despliega
su mágico velo.

La noche se extiende
y allá en las riberas
el río palpita
con aguas inquietas.
Los cipreses visten
su traje nocturno
y perfuma el aire
aromas profundos.

Mil lunas reflejan
su melancolía.
Hay cientos de estrellas
en calles vacías.

          -----*-------

A M O R    A Z U L      (de mi libro "AZULES REFLEJOS")

Azules lejanías que se enlazan
en círculos de luz incontenida
llevándole a mi mundo la apacible
nostalgia de un pasado en armonías.

Añil de mar, color que me rodea,
salpicando presentes silenciosos,
dejándole a mi barca, sin regresos,
la lumbre abrasadora de tus ojos.

Azul también, espacio sin salidas,
de ese cielo que hoy viste sin medidas
su índigo matiz, y sin enojos, 
espera que en las tardes se deshaga
ese tinte que guarda tu mirada
para irradiar turquesas en mis noches.

                         -------*--------

A M I G O S      (de mi libro "AZULES REFLEJOS")

Amigos, sois palomas mensajeras
que os perdéis en parajes infinitos
y lleváis escondidos en maletas
abrazos, emociones y suspiros.

Hoy recorro el camino esta mañana
y al contemplar los años transcurridos
golpea mi memoria los recuerdos
la dulce sensación de estar unidos.

Mirad el árbol, verdeando primaveras,
mantiene ya sus ramas extendidas
y ese amor que palpita entre sus nidos
es nuevo amanecer que lo ilumina.
La amistad es un puente que se extiende
sin saber el por qué de su comienzo,
y al final es cual mano que se prende
y en el alma se arropa como besos.
Amigos de esperanza y alegrías
de tardes soleadas con veleros,
de días de aguaceros y lloviznas,
de otoños encendidos y de inviernos.
Amigos de dolor y poesías...
de promesas sinceras y de sueños.

                     ---------*---------

F A N T A S M A S      (de mi libro "UN PINCEL EN EL ALBA")

Hay fantasmas de noches oscuras,
de silencios eternos y esperas.
Hay fantasmas de risas lejanas
y miradas ausentes, serenas.

Hay aquéllos que en tardes de inviernos
se hacen paso a través de las sombras...
y lastiman con viejos recuerdos
mis plácidas horas.

                               --------*--------

F E L I C I D A D       (de mi libro "UN PINCEL EN EL ALBA")

Soy feliz, no necesito
grandes cosas, creo yo,
para ver en días grises
reflejos de ardiente sol.

Me es suficiente la brisa,
cualquier pájaro, una flor,
la lluvia danzando inquieta,
o el río con su rumor.

Aquella hoja de otoño
que una tarde se perdió
y el viento con sus mil giros
en mi abrigo la prendió.

Un capullo en primavera,
un silencio, una oración.
El mar que acaricia arena,
o aquella perdida estrella
que algún niño descubrió.

               -------*-------- 




                   























Website Builder